Todos los horarios
Carros

Estas son las piezas de recambio más importantes en un automóvil

@QUAKERSTATEMEXICO te acompaña a leer la siguiente nota:

Por supuesto que todas las piezas de un automóvil, especialmente las de su motor, son importantes. Sin embargo, sea ya por seguridad, o por autonomía, existen algunas que resultan ser prioritarias.

El sentido común indica que piezas tales como las pastillas o balatas de frenos, banda de distribución, neumáticos o focos son algunas de las piezas más importantes, y lo son, pero también es preciso atender a ciertas particularidades, especialmente para evitar imprevistos en la carretera.

Ocultos a la vista, fluyendo a través de mangueras y conductos, se hallan los líquidos, que no solamente permiten un adecuado funcionamiento del automóvil, sino que además son responsables del mantenimiento de piezas fundamentales, como los cilindros.

El aceite lubricante, el líquido de frenos o el anticongelante, aunque no son técnicamente piezas, son elementos prioritarios de recambio y, como tales, deben ser atendidos de manera preventiva, cada determinado tiempo o kilómetros recorridos.

El anticongelante es especialmente importante cuando el vehículo trabaja en zonas o épocas de baja temperatura. Este fluido es responsable de que el aceite alcance una adecuada temperatura para realizar su trabajo.

El aceite debe lubricar en tiempo y forma a las partes internas del motor, y su viscosidad, que depende de la temperatura,  es esencial para evitar el desgaste. Así, el efecto anticongelante, para las bajas temperaturas, o el refrigerante, para temperaturas altas, son indispensables.

El líquido de frenos es naturalmente un factor esencial de la seguridad a bordo del vehículo. Revisar el nivel de este fluido periódicamente es tan importante como su recambio, que debe hacerse según especificaciones técnicas.

Los focos, delantero y traseros, así como las luces de giro, deben funcionar perfectamente. Es indispensable chequear este aspecto de manera más o menos regular, cada cierto período de tiempo, y realizar los recambios que sean necesarios.

Los neumáticos, aunque duraderos, representan una de las piezas más importantes a la hora de pensar en un recambio. Cada fabricante estipula un promedio de vida útil para cada modelo de neumático, de modo que no haya confusiones ni demoras a la hora de cambiarlos.

Finalmente, dependiendo del modelo de automóvil, más moderno o más antiguo, es preciso atender a la cadena de distribución, que con el tiempo fue sustituida por la banda de distribución. La banda debe ser recambiada con cierta frecuencia, mientras que la cadena se cambia cada 250 mil kilómetros, de manera preventiva.